Cardio-resonancia magnética

ARTICULO DEL PROGRESO: RESONANCIA MAGNÉTICA CARDIACA

En los últimos años la resonancia magnética cardíaca (cardio-RM) se ha impuesto como una técnica de imagen complementaria en la práctica clínica habitual.

¿En que consiste la cardio-RM?

La cardio-RM es un examen no invasivo en el que se producen imágenes estáticas y dinámicas de alta definición del corazón y de los grandes vasos utilizando un campo magnético (ondas de radiofrecuencia). Permite además la “caracterización tisular”, pudiendo diferenciar miocardio necrótico (inmóvil y muerto, no recuperable) del miocardio viable (inmóvil pero vivo, y por tanto recuperable), lo que es muy importante en la cardiopatía isquémica a la hora de tomar decisiones para la revascularización de las arterias coronarias.

La cardio-RM aporta no sólo información anatómica, sino también funcional, dinámica y bioquímica del corazón. Y todo ello con la gran ventaja no utilizar radiaciones ionizantes ni contrastes yodados para la obtención de imágenes.

Las indicaciones de este test son muy amplias, pues es útil en la evaluación de la cardiopatía isquémica (estudio de función ventricular, presencia de isquemia y viabilidad, detección del infarto agudo y crónico, anomalías coronarias), las miocardiopatías, las enfermedades de la aorta, la enfermedad pericárdica, las valvulopatías, los tumores cardíacos, las diferentes cardiopatías congénitas y anomalías de la circulación pulmonar

¿Cómo se realiza al cardio-RM?

La máquina de RM consiste en un largo tubo de aproximadamente 1 metro de diámetro, luminoso y ventilado, abierto por los dos extremos. El paciente debe permanecer acostado e inmóvil sobre la camilla de la cardio-RM con monitorización electrocardiográfica. Habitualmente se canaliza vía venosa para la administración de contraste no yodado. Existe una cámara de vídeo y un sistema de audio por el cual el paciente se comunica con el técnico durante todo el estudio, siguiendo las indicaciones dadas para contener la respiración, pues las imágenes se adquieren durante apneas de 10-14 segundos. La máquina de RM produce sonidos intensos, por lo que se provee al paciente de cascos o tapones para los oídos.

Normalmente, el estudio dura entre 25 y 45 minutos, dependiendo de la información requerida. Tras el estudio, si no se ha utilizado sedación, el paciente puede realizar su actividad habitual inmediatamente.

¿Cuáles son las contraindicaciones de la cardio-RM?

Dado que la cardio-RM utiliza un campo magnético para generar las imágenes, es muy importante asegurarse de que el paciente no porta objetos metálicos o magnéticos. Así existen circunstancias en las que no es recomendable realizar una cardio-RM como en los portadores de clips intracraneales, implantes cocleares, neuroestimuladores o sospecha de fragmentos metálicos en los ojos . Los objetos metálicos empleados en las intervenciones cardiacas (suturas de esternotomía, stents coronarios, clips de cirugía de bypass y/o las prótesis valvulares cardiacas) no constituyen una contraindicación siempre que no estén compuestos por materiales ferromagnéticos. Actualmente tampoco existe contraindicación absoluta que impida realizar la resonancia en pacientes portadores de marcapasos, desfribiladores u otros dispositivos electrónicos. El médico deberá acceder a la información ofrecida por el fabricante del dispositivo para cerciorarse de que se puede llevar a cabo la prueba.

Otras contraindicaciones relativas para la realización de la cardio-RM son a) obesidad mórbida; b) primer trimestre de gestación; c) ritmo cardiaco irregular (fibrilación auricular, extrasistolia ventricular) ya que es imprescindible una correcta sincronización con el electrocardiograma para la adquisición de las imágenes; d) incapacidad para realizar una apnea y f) claustrofobia, aunque la administración de sedación ligera suele solventar este problema.

 

Fdo. Ruth Pérez Fernández

Servicio de Cardiología. Hospital Universitario Lucus Augusti

  • Copyright © 2017 Cardiología Lugo