Factores de Riesgo Cardiovascular

RISKFLa enfermedad cardiovascular aterosclerótica es un trastorno crónico que se desarrolla insidiosamente a lo largo de la vida y suele estar avanzado cuando aparecen los síntomas, muchas veces en forma de infarto. Es una de las principales causas de muerte prematura. A pesar de que la mortalidad cardiovascular ha disminuido considerablemente en las últimas décadas en Europa, sigue siendo la causa orgánica más importante de pérdida de productividad para las empresas por la discapacidad asociada.

La enfermedad cardiovascular está muy relacionada con el estilo de vida. Según la Organización Mundial de la Salud, con cambios adecuados del estilo de vida se podría prevenir más de tres cuartas partes de la mortalidad cardiovascular.

El conocimiento actual sobre los factores de riesgo cardiovascular proviene de los estudios iniciados en 1948 bajo el título de “Framingham Heart Study” liderados por el Instituto Nacional de la Salud de EEUU, curiosamente una entidad pública, que se embarcó en uno de los más ambiciosos proyectos de investigación de la salud del siglo XX. En ese momento poco se sabía sobre el origen de las enfermedades cardiacas, pero las muertes causadas por estas enfermedades habían estado aumentando constantemente desde principios de ese siglo y se habían convertido en una auténtica epidemia.

A través de los años, el cuidadoso seguimiento de los participantes del Estudio Framingham ha llevado a la identificación de los principales factores de riesgo para la aparición de enfermedades cardiovasculares: presión arterial alta, niveles altos de colesterol, diabetes, fumar, obesidad e inactividad física.

Por tanto, las preguntas clave para conocer su riesgo cardiovascular van a centrarse en conocer si alguno de estos factores y alguno más está presente. Dichos factores de riesgo se clasifican en:

-No modificables: Propios de la persona, siempre existirá y no es posible revertirlo. Aquí incluimos género (hombres tienen mayor riesgo), historia familiar, edad (mayor edad más riesgo) y antecedentes personales de enfermedad vascular.

-Modificables: Aquellos que pueden ser corregidos o eliminados cuando realizamos cambios en el estilo de vida. Aquí incluimos hipertensión (presión arterial alta), hipercolesterolemia (colesterol alto), tabaquismo, inactividad física, obesidad, estrés.

La historia familiar es importante, contar con familiares con enfermedad coronaria supone un mayor riesgo; así, si sus padres o hermanos presentaron un problema coronario antes de los 55 años de edad, eso va a conllevar un mayor riesgo cardiovascular para usted.

Los factores de riesgo modificables se asocian entre ellos, y la presencia de varios juntos aumenta sensiblemente el riesgo. Dentro de éstos destaca la hipertensión (definida por presión arterial mayor de 140/90). Controlando adecuadamente la hipertensión se podría prevenir un 20% de la mortalidad coronaria en España. Tener hipercolesterolemia (definida por colesterol total mayor de 190 mg/dl) es clave ya que cuando la sangre contiene demasiado colesterol, éste comienza a acumularse sobre las paredes de las arterias iniciando la «placa aterosclerótica». La presencia de diabetes también aumentará el riesgo cardiovascular de forma importante. Obviamente abandonar el tabaquismo, establecer una dieta saludable e incrementar la actividad física diaria contribuirá a disminuir su riesgo sensiblemente.

El objetivo a alcanzar para prevenir la enfermedad cardiovascular es lo que la Carta Europea sobre Salud Cardiovascular define como persona sana: No fume, tenga una actividad física adecuada (mínimo 30 minutos 5 días a la semana) y hábitos alimenticios saludables, evite el sobrepeso, controle su presión arterial (menos de 140/90 mmHg) y colesterol (< 190 mg/dl), intente normalizar su glucosa (glucosa en ayunas <110 mg/dl) y evite el estrés excesivo.

Dr. Rafael Vidal Pérez

Servicio de Cardiología.

Hospital Universitario Lucus Augusti

  • Copyright © 2017 Cardiología Lugo